Alimentación balanceada ayuda a niños a prevenir efectos más agresivos del COVID-19.

Nutricionista señala que una alimentación balanceada fortalece el sistema inmunológico de los niños, y los ayuda a prevenir efectos más agresivos de COVID-19.

Una alimentación balanceada y nutritiva dirigida a los niños en crecimiento contribuye a fortalecer su sistema inmunológico y por consecuencia a prevenir los efectos más agresivos del COVID-19, informó el Lic. Antonio Castillo Carrera, Decano del Colegio de Nutricionistas del Perú, en el Día del Niño.

Por eso indicó que en el marco de la emergencia sanitaria que vivimos por el COVID-19 en nuestro país es fundamental apostar por la buena alimentación de nuestros niños con alimentos propios de las regiones y de estación, y realizar combinaciones nutritivas y económicas.

“Los niños necesitan una mejor calidad de nutrientes para poder crecer e ir fortaleciendo su sistema de defensas, un niño bien nutrido es un niño fuerte que podrá soportar cualquier enfermedad, incluso el COVID-19”, comentó el Decano, nutricionista Antonio Castillo Carrera.

Por tal motivo, recomendó a los padres de familia a poner en práctica la alimentación casera con preparados nutritivos que se encuentran en el aplicativo YICO, recientemente presentado por el Instituto Nacional de Salud, donde pueden tener recetas gratuitas para los niños y otros consejos prácticos que contribuyan a su adecuado crecimiento y desarrollo. Ya que lo importante son las combinaciones, y aprender a comer de todo entre menestras, verduras, frutas, pescado, vísceras, carnes, entre diversos alimentos.

“Cuando un niño cumple 6 meses, debe comenzar con su alimentación complementaria, seguido de la lactancia materna exclusiva, es aquí donde ellas empiezan a tener dudas sobre cómo alimentarlos, cuántas veces al día y en qué cantidades. De allí hasta los 9 meses de edad tienen otro tipo de alimentación, y luego a los 12 meses ya se integran a la comida que preparan para todos en casa”, recomendó el nutricionista.