Bolivia: más de mil militares de primera línea con positivo al coronavirus.

El reporte epidemiológico del Ministerio de Defensa de Bolivia establece que 16 militares han perdido la vida por el nuevo coronavirus y los contagiados son 1.007.

La Paz. [EFE]. Más de mil militares que colaboran en la lucha contra la COVID-19 en primera línea en Bolivia han resultado afectados por la enfermedad, lo que representa alrededor de un 2 por ciento de los cerca de 47.000 miembros de las Fuerzas Armadas en el país.

El reporte epidemiológico del Ministerio de Defensa de Bolivia de este lunes establece que 16 militares han perdido la vida por el nuevo coronavirus y los contagiados son 1.007.PUBLICIDAD

De la cifra total de infecciones se ha registrado que 168 casos corresponden a soldados y marineros, mientras que las demás están relacionadas con personal de cuadros de diferentes reparticiones castrenses.

El informe también establece que 470 militares han superado la enfermedad y que el resto de casos positivos de soldados, marineros y personal de cuadros están aislados.

Las Fuerzas Armadas del país se han constituido en una de las instituciones que actúan en primera línea contra la enfermedad, además de la Policía, médicos y voluntarios.

Gran parte de los militares ha cumplido tareas de supervisión del cumplimiento de las restricciones que estableció el Gobierno interino desde marzo pasado para la contención del virus, cuando se declaró estado de emergencia sanitaria con una cuarentena que se ha ido ampliando por fases.

Además, en varias de las regiones más afectadas del país han formado parte de brigadas médicas que en las últimas semanas se han organizado para rastrear posibles enfermos en viviendas particulares que no se han presentado ante los hospitales o centros de salud, en su mayoría abarrotados por pacientes.

Bolivia reporta hasta el momento 2.583 fallecidos y 69.429 casos confirmados desde que los primeros contagios se detectaron a principios de marzo.

Según las estimaciones del Ministerio de Salud del país, la etapa de mayor contagio de la enfermedad se producirá a finales de agosto y principios de septiembre.