Educación virtual: no se podrá iniciar distribución de tablets a fines de este mes, como se había anunciado.

Las tablets que el Ministerio de Educación iba a comprar no tenían garantía del fabricante Lenovo. El Estado peruano tuvo que anular contrato por incumplimiento de empresa Topsale SAC.

A inicios de junio, el Ministerio de Educación (Minedu) anunció que el primer lote de tablets para las y los estudiantes del programa «Aprendo en Casa» de zonas rurales iba a ser distribuido en este mes de julio. “Esperamos que las primeras tablets estén en camino hacia las instituciones educativas en la última semana de julio”, dijo en ese entonces, la viceministra de Gestión Pedagógica, Diana Marchena.

La falta de acceso a la educación virtual se señaló desde las primeras semanas de la cuarentena y, por ello, el Estado tuvo la iniciativa de realizar esta compra. El Minedu señaló que se planeaba comprar  más de un millón de equipos, de los cuales más 900, 000 iban a ser entregadas a estudiantes de 25,000 colegios públicos, el 85% de ellos ubicados en zonas rurales. «Las restantes serán para docentes. Se espera realizar procesos de entrega de cada tres semanas para ir cubriendo las zonas faltantes», informó la agencia estatal Andina.

La compra tenía un presupuesto inicial de 650 millones de soles, inversión que “busca cerrar la brecha actual de acceso a los medios de comunicación e internet donde se difunde Aprendo en Casa, sobre todo en poblaciones vulnerables, tanto docentes como estudiantes”, según dijo el Minedu.

Sin embargo, el mes de julio está por llegar a su fin y la compra no se pudo concretar. Como informó la semana pasada el portal periodístico El Foco, el Minedu había aprobado la compra de las tablets a Topsale SAC, empresa que no contaba con garantía del fabricante Lenovo. Como reacción, a través de la agencia estatal Andina, el Minedu afirmó que esta empresa sí había acreditado su vínculo comercial con la casa matriz de Lenovo en China.

Sin embargo, este miércoles 29 de julio, el Gobierno informó que el Minedu decidió no realizar el contrato con la empresa Topsale SAC para la adquisición y distribución de 1 millón 56,430 tabletas, por «incumplimiento de los requerimientos establecidos en las bases del proceso para la compra de estos productos.

En un comunicado, el sector reconoció que la empresa en cuestión no tenía vínculo alguno con la casa matriz, Lenovo. Lo que hicieron fue una verificación posterior a la adjudicación del contrato. 

Ante ello, el Minedu dispuso acciones legales contra la empresa (ante el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado-OSCE y la Procuraduría Pública del Minedu) a fin de determinar su responsabilidad. 

Además, el Estado peruano justificó la anulación del contrato con Tosale SAC porque esta empresa no cumplió con presentar la carta fianza por el 10 % del monto total del contrato dentro del plazo establecido, que expiró el pasado 21 de julio, para la adquisición de los equipos informáticos, y que incluía 203,080 cargadores solares y 565,482 planes de datos dirigidos a estudiantes y docentes.

Ante la necesidad de las tablets, más de cuatro meses después de iniciada la emergencia sanitaria por el Covid-19, el Minedu dijo que se inició una nueva ruta de contratación «con la finalidad de adquirir los equipos y hacerlos llegar a sus beneficiarios en el plazo más breve posible, y que los detalles serán informados en los próximos días».

“Reafirmamos nuestro compromiso con la creación de mejores oportunidades de aprendizaje y con el cierre de la brecha digital en la educación a través de la incorporación de recursos tecnológicos para los estudiantes de los contextos más desfavorecidos. Llevaremos este proceso a buen término, siempre velando por el correcto uso de los recursos públicos”, se lee en el comunicado del Minedu.

[Foto de portada: Andina]