Francisco Sagasti se quiebra al cerrar su discurso presidencial con un poema de César Vallejo.

El presidente interino Francisco Sagasti declamó una parte del poema «Considerando en frío, imparcialmente» del escritor César Vallejo.

El presidente transitorio Francisco Sagasti brindó su primer discurso como jefe de Estado ante el Pleno del Congreso y, al finalizarlo, declamó unas líneas del que recalcó es su poema favorito.

«Quiero terminar (mi discurso) citando unas palabras de César Vallejo que creo que ilustra bien la tarea de superar rencillas y disipar rencores. Quisiera compartir con ustedes las últimas lineas de mi poema favorito de Cesar Vallejo», señaló. 

«Considerando en frío, imparcialmente», fue el poema que decidió leer al final de su discurso presidencial, para destacar que «lo que es importante ahora no es el principio (del poema), sino como termina después de haber descrito la amargura, las diferencia» y continuó:Noticias Relacionadas

«Examinando, en fin,
sus encontradas piezas, su retrete,
su desesperación, al terminar su día atroz, borrándolo…

Comprendiendo
que él sabe que le quiero,
que le odio con afecto y me es, en suma, indiferente…

Considerando sus documentos generales
y mirando con lentes aquel certificado
que prueba que nació muy pequeñito…

le hago una seña,
viene,
y le doy un abrazo, emocionado.
¡Qué más da! Emocionado… Emocionado…», concluyó con voz quebrada el ahora presidente de la República del Perú, Francisco Sagasti.