Loreto: Conflicto del Lote 95 paraliza la producción de 12 mil barriles diarios de petróleo.

Producto del enfrentamiento entre la comunidad indígena y la Policía fallecieron tres nativos y resultaron heridos seis efectivos y once comuneros.

El premier Walter Martos está a un día de pedir la confianza para su gabinete ante el Congreso y lo hará con un nuevo conflicto social a cuestas que ha paralizado la producción petrolera del Lote 95 (Loreto), operado por la empresa PetroTal.

Los violentos enfrentamientos entre las comunidades indígenas de la localidad de Bretaña (provincia de Requena) y la Policía dejaron como saldo tres nativos fallecidos y otros once heridos, además de seis policías también heridos. La compañía dejará de producir 12,000 barriles de crudo diarios – el 40% de la producción nacional– y se afectará el trabajo de más de 100 colaboradores, según precisó la empresa.

Sumado a ello, la paralización de las operaciones tendrá un impacto económico en las poblaciones vecinas que dejarán de recibir canon petrolero. En 2019, el Gobierno Regional de Loreto recibió S/55′953,482 por canon y sobrecanon petrolero; mientras que la municipalidad provincial de Requena obtuvo S/1′252,662, de acuerdo a los datos del Ministerio de Economía y Finanzas.

El ministro de Energía y Minas, Luis Incháustegui, invocó en canal N a la “tranquilidad” y dijo que el ministro de Cultura, Alejandro Neyra, permanecerá en la zona del conflicto hasta que se solucione el problema.

DISPAROS Y LANZAS

Desde el sábado, un grupo de comuneros armados con lanzas y perdigoneras –según se observa en los videos de la protesta– se concentró en el campamento del Lote 95, a orillas del río Puinahua, para tomar la estación y exigir que se paralicen las operaciones.

En imágenes propaladas por Canal N aparece un manifestante con un arma.En imágenes propaladas por Canal N aparece un manifestante con un arma.

De acuerdo al Ministerio del Interior (Mininter), no llegaron a ningún acuerdo y alrededor de las 11:30 de la noche un nativo disparó unos perdigones e hirió a un policía. Inmediatamente se desató el enfrentamiento.

El paro se inició para hacer sentir la presión al Gobierno Central, ya que los comuneros no son atendidos oportunamente con los proyectos de salud, electricidad, saneamiento”, dijo a Perú21 el alcalde provincial de Requena, Orlando Jakers.

Al respecto, el gerente general de PetroTal, Ronald Egúsquiza, manifestó su rechazo a los actos violentos. “Creemos que es lamentable que utilicen las instalaciones de las empresas para que los ciudadanos reclamen al Estado por la atención de sus necesidades”, comentó a este diario.

Por otro lado, la Organización de Pueblos Indígenas del Oriente, pese a las evidencias, aseguró en un comunicado que los nativos solo llevaron lanzas y flechas. “Los hermanos indígenas fueron a comunicar a los responsables de la atención del Lote 95 que van a hacer control territorial, principalmente por el olvido del Estado frente a la pandemia y la pobreza que agobia a esa zona (…) Queremos dejar en claro que los hermanos indígenas no tenían armas de fuego”, se lee en el comunicado.

En todo momento, la Policía Nacional actuó con la finalidad de salvaguardar la integridad de la población y de los trabajadores de la empresa. Durante todo el desarrollo de los hechos estuvo presente una representante del Ministerio Público”, puntualizó, por su parte, el Mininter.

La petrolera señaló que la pandemia ha puesto en evidencia las limitaciones y deficiencias que existen en la región en el sector salud, especialmente en las poblaciones alejadas de Iquitos. “Por ello, PetroTal trabaja de manera conjunta para avanzar en el Plan de Cierre de Brechas del gobierno central”, aseguró en un comunicado.

“Exhortamos a las personas que se encuentran protestando, a deponer su medida de fuerza y solicitamos al Ejecutivo continuar con un proceso de diálogo abierto que permita resolver las reales necesidades de la población”, concluyó.

INCIDENTES

  • El jueves 16 de enero de 2020 se reportó un atentado por detonación de explosivos en el Km 323 del Oleoducto Norperuano (ONP), cerca a la comunidad de Santa Rosa, distrito de Manseriche (Loreto).
  • El 2 de agosto, alrededor de las 10 de la noche, un grupo de pobladores con lanzas ingresó abruptamente a la Estación 5 del ONP, ubicado en Datem del Marañón (Loreto), obligando al personal a paralizar las actividades de bombeo de crudo y generación eléctrica. Reclamaban al Estado atención de salud.
  • Los nativos fallecidos pertenecían a los Kukamas, procedentes las comunidades indígenas de Bretanias y Bacarachiro. Entre los heridos están Richat Campos, Jacob Estrada, Wilder Estrada, Rodmin Ruiz, Gabriel Alvarado, Rusbel Flores, Elit Ruiz, Regis Mendoza, Welington Pacaya.