Manuel Merino y Ántero Flores-Aráoz son denunciados penalmente tras muerte de dos jóvenes por la violenta represión policial.

La medida, que también alcanza a Ántero Flores-Aráoz, al ministro Gastón Rodríguez, al general PNP Jorge Cayas y al director general de la Policía, Orlando Velasco Mujica, fue planteada por los presuntos delitos de homicidio agravado, lesiones graves y abuso de autoridad.

Las organizaciones de derechos humanos (APRODEH, CEAS, COMISEDH, DEMUS, FEDEPAZ, IDL, PAZ ESPERANZA) presentaron ante la Fiscalía de la Nación una denuncia penal por los presuntos delitos de homicidio agravado, lesiones graves y abuso de autoridad contra Manuel MerinoÁntero Flores-Aráoz Esparza (primer ministro), Gastón Rodríguez (ministro del Interior), general Jorge Luis Cayas Medina (jefe de la Región Policial Lima), Orlando Velasco Mujica (director general de la Policía Nacional del Perú) en agravio de los fallecidos Jack Brian Pintado Sánchez (25), Jordán Inti Sotelo Camargo (24) y todos quienes resultaron lesionados durante la violenta represión policial del sábado.

Esta denuncia fue presentada vía correo electrónico a la mesa de partes virtual de la Fiscalía Coordinadora del subsistema de Derechos Humanos.

Jorge Bracamonte, secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH) señaló que espera que se realice una investigación independiente, profunda a fin de sancionar a los responsables. “esta situación vulneró la vida y la integridad de jóvenes peruanos quienes en forma valiente salieron a ejercer su derecho a la protesta ciudadana, exigimos investigación contra los responsables del uso abusivo y arbitrario de la fuerza que a enlutado al país”, dijo.

La denuncia ha sido suscrita por los abogados Gloria Cano, Gery Vásquez, Dania Coz, María Ysabel Cedano, David Velazco, Carlos Rivera, Germán Vargas y Mar Pérez.

El presidente Manuel Merino anunció hoy su renuncia cinco días después de haber asumido, en medio de masivas protestas en su contra. «Quiero hacer reconocimiento a todo el país que presento mi renuncia», declaró Merino en un mensaje al país por televisión, lo que desató una celebración en las calles de Lima, al día siguiente de la violenta represión de unas protestas que dejó dos muertos y más de 90 heridos.