Viróloga que huyó de China dice que coronavirus no proviene de la naturaleza ni salió del mercado de Wuhan.

Li-Meng Yan trabajaba en un laboratorio de referencia de la OMS en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Hong Kong. Actualmente se encuentra en Estados Unidos trabajando un informe con “pruebas sólidas” sobre el origen del coronavirus.

La viróloga china Li-Meng Yan, la cual huyó de Hong Kong a Estados Unidos, contradijo las versiones oficiales conocidas hasta el momento y afirmó que el coronavirus no proviene de la naturaleza ni salió del mercado de Wuhan. La especialista mencionó que está desarrollando un detallado informe sobre el origen de esta pandemia que viene arrasando el planeta.

“El mercado de Wuhan no es el origen del brote ni un animal salvaje el huésped intermedio. El Covid-19 no procede de la naturaleza”, afirmó rotundamente Li-Meng Yan en una entrevista con el diario español El Mundo, cuyo adelanto fue difundido en Instagram.

Según indica el medio, Li-Meng Yan trabajaba en un laboratorio de referencia de la OMS en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Hong Kong. Actualmente se encuentra en Estados Unidos trabajando un informe con “pruebas sólidas” sobre el origen del coronavirus.

“Tengo los registros de las conversaciones que mantuve por chat y que han sido comprobadas ya por el FBI. No me he inventado nada. En estos momentos estoy preparando un informe en base a pruebas médicas sólidas con un grupo de virólogos y otros especialistas médicos, en su mayoría chinos residentes en EE.UU., para proporcionar la verdad sobre la enfermedad y sus orígenes”, explicó.

La viróloga señaló que en diciembre ya tenía contacto con un especialista del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de China que le adelantó que “en Wuhan ya sabían que era un nuevo virus SARS y que incluso habían secuenciado su genoma completo”, según indican fragmentos de la entrevista difundidos por la web de Antena 3.

“El gobierno no permitió que los expertos extranjeros, incluidos los de Hong Kong, investiguen en China”, dijo en una entrevista con Fox News hace un par de semanas.

Li-Meng Yan aseguró que el gobierno de China sabía de la existencia del coronavirus mucho antes de afirmarlo públicamente. También dijo que sus supervisores ignoraron la investigación que estaba realizando al inicio de la pandemia. Estos fueron sus motivos para viajar a Estados Unidos a fines de abril.

“La razón por la que vine a Estados Unidos es porque tengo que contar la verdad sobre el coronavirus”, dijo entonces a Fox News tras explicar que no podía declarar desde China porque podría ser “desaparecida y asesinada”.

Li-Meng Yan asegura que teme por su vida y piensa que nunca podrá volver a China para reencontrarse con sus familiares y amigos. Agregó que el gobierno de su país está tratando de destruir su reputación y hasta los acusó de planear un ataque cibernético con la finalidad de mantenerla callada.